Estamos muy lejos de Bruselas y, sin embargo, los pueblos y las gentes de los territorios de interior estamos tremendamente ligados a las decisiones que se toman en la capital de la Unión Europea. Una de esas decisiones clave se tomó hace 20 años: organizar las ayudas al ámbito rural a través del programa LEADER. Hoy compartimos una explicación de este programa, su origen y su funcionamiento.

Aunque LEADER es el nombre que se da en inglés a un dirigente (un líder), la denominación de este programa tiene su origen en unas siglas en francés. Estas significan “Liaison Entre Actions de Développement de l’Économie Rurale”, o sea, “vínculos entre acciones de desarrollo de la economía rural”. Su enfoque básico consiste en hacer que, contrariamente a lo habitual, las estrategias de desarrollo local se organicen desde el ámbito local y no se impongan desde la administración hacia los administrados.

Un innovador enfoque ascendente

Para que las estrategias crezcan desde la base, el enfoque Leader cede la iniciativa de la planificación a las comunidades locales de cada territorio rural. Para ello exige que las personas que habitan cada territorio se organicen en Grupos de Acción Local (GAL) como el nuestro, Rurable. Los GAL somos asociaciones público-privadas que funcionamos de modo asambleario (el máximo poder de decisión reside en la asamblea). En su momento, nos encargamos de elaborar una estrategia de desarrollo para el territorio (la nuestra puedes consultarla en este enlace). Y ahora queremos desarrollar nuestro territorio a través de esta estrategia, que se hizo con la colaboración de personas de nuestro entorno y que está pensada para que podamos aprovechar nuestros recursos.

Implicar a los beneficiarios

Este enfoque ascendente fue impulsado desde la Unión Europea como un recurso para la dinamización social de nuestros pueblos. La idea es conseguir una mayor implicación de quienes vivimos aquí en la solución de nuestros propios problemas. Después de todo estas son las cuestiones que más nos afectan. Son problemas comunes contra los que tenemos que luchar unidos, asumiendo que, de este modo, podremos aumentar nuestra capacidad de gobernanza local.

El programa LEADER está basado en siete principios que le dan una profundidad muy valiosa cuando se mantienen a largo plazo. Son los siguientes:

  1. Enfoque ascendente
  2. Estrategia territorial de desarrollo
  3. Principio de colaboración público-privada
  4. Actuaciones integradas y multisectoriales
  5. Innovación
  6. Cooperación
  7. Conexión en redes

Por lo que respecta a la aplicación del proyecto LEADER en España, nuestro país se ha marcado las siguientes metas:

  1. Aumentar la competitividad y el crecimiento
  2. Creación de empleo
  3. Mejorar el nivel y la calidad de vida de los habitantes del medio rural y zonas costeras
  4. Favorecer la ocupación sostenible del territorio, con especial atención a los jóvenes y las mujeres
  5. Diversificación de la economía de las zonas donde se aplique el desarrollo local participativo mediante el apoyo a las PYMES, al emprendimiento y la innovación
  6. Potenciar la gobernanza local y la animación social
  7. Garantizar la sostenibilidad de la actividad, mediante la utilización adecuada de los recursos naturales.

Una historia de más de 20 años

El programa LEADER se puso en marcha hace más de veinte años y, en este tiempo, ha sido un importante componente de la política de desarrollo rural de la Unión Europea. Dentro de la Comunidad Valenciana, y aunque el programa se inició igual que en el resto de territorios rurales europeos, hubo una discontinuidad que ocasionó una importante pérdida de impulso por parte de las comunidades. Ahora estamos trabajando muy duro para volver a poner en marcha este tren. ¿Te sumas al mismo?

Recent Posts
Contáctanos

Rellena el formulario y contactaremos contigo lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt