El pasado domingo 31 de marzo, una gran manifestación de la España despoblada ocupó la plaza de Colón de Madrid. El impacto de la movilización, a la que también acudió nuestro presidente, ha sido importante. Tanto que, desde hace unas semanas, el tema de la España Vaciada o la España Abandonada ocupa más espacio en los medios del que ha tenido en muchos años. Pero sabemos que esta lucha requiere mucho tesón y mucho esfuerzo.

“El problema del abandono al que han estado sometidas las regiones más despobladas de España no comenzó ayer, ni hace diez años, ni hace veinte. Hace demasiado que está ahí y ha habido muy pocas voces que alertaran de ello”, dice José Luis Salón, presidente de Rurable. “Es un asunto que hasta ahora no ha estado en las agendas públicas. Se ha hablado de él muy poco en los medios y casi nada en el Congreso, si exceptuamos a Labordeta en su momento. Por eso no podemos contentarnos con esta manifestación, por más que podamos considerarla un éxito”.

Buscar soluciones para el Territorio Rurable

José Luis estuvo el pasado domingo en Madrid junto a los activistas de Serranía Celtibérica que luchan contra la despoblación y hace una valoración positiva de la jornada. Fueron personas de 24 provincias y casi 90 plataformas las que alzaron su voz para alertar a quienes viven en las ciudades, a quienes ocupan la Administración, a quienes toman decisiones en torno a infraestructuras, médicos, colegios.

Tras la jornada reivindicativa se ha hablado mucho de Teruel o de Soria frente a Madrid o la Costa Mediterránea. Pero también la Comunidad Valenciana y nuestro Territorio Rurable padecen este problema. Y, para nosotros, lo más importante no es ya la situación presente en determinados pueblos, sino cómo afrontamos el futuro más inmediato para evitar que la despoblación y el abandono sigan creciendo. Porque este es un problema que se extiende lenta pero inexorablemente. Como una mancha de aceite.

Mirando hacia la Unión Europea

“Sabemos que la solución al reto demográfico es muy compleja y que tiene que abordarse desde muy diferentes ámbitos”, comenta el presidente de Rurable. De todos modos, se muestra esperanzado porque las movilizaciones cívicas de los últimos tiempos han logrado que el problema se haya abordado en la Unión Europea. Allí, hace pocas fechas, se aprobó destinar un 5% del futuro Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y del Fondo de Cohesión a combatir retos demográficos como la despoblación.

Lo que tiene claro nuestro presidente es que, si el conjunto de Europa quiere que parte de su población custodie los campos, los pueblos y el medio natural, hay que fijar a las personas en los pueblos y hacer posible que mantengan en sus localidades una vida digna.

Recent Posts
Contáctanos

Rellena el formulario y contactaremos contigo lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt