Paco Blay, Estefanía Berlanga, Jesús Cruz y Carmen Cárcel provienen de sectores diferentes, pero tienen un nexo de unión: sus ansias por ver crecer y desarrollarse el territorio al que pertenecen, las comarcas de Hoya de Buñol- Chiva, la Plana de Utiel- Requena y el Valle de Ayora- Cofrentes. Los cuatro, igual que otros ciudadanos y ciudadanas, dan su opinión sobre la mejor forma de conseguir un desarrollo sostenible en la zona.

Para conocer las necesidades de la población, sus aspiraciones, sus ideas o los diferentes puntos de vista, la empresa consultora contratada por RURABLE ha realizado muchas decenas de entrevistas a representantes de la ciudadanía elegidos entre líderes vecinales, representantes políticos y sociales, y personas destacadas de las empresas locales con el objetivo de realizar un análisis cualitativo de la situación y afrontar la realidad desde la base. Se trata de testimonios en primera persona. Hoy compartimos algunas de estas opiniones.

“RURABLE puede regenerar y reactivar sectores casi inexistentes”

Paco Blay es un empresario relacionado con la arqueología y el patrimonio e integrante de una plataforma para la defensa de la sierra de Chiva. Además, tiene experiencia en el tema de fondos europeos puesto que ha formado parte en algunos proyectos de la Hoya de Buñol y sabe que el trabajo común es vital. “Todas las opciones que nos den posibilidad de tomar contacto con programas que van más allá de la comarca son geniales”.

Blay reconoce que aunque la mayor parte del trabajo sale de la iniciativa privada, el motor es el sector público y que RURABLE puede regenerar y reactivar sectores casi inexistentes. Respecto a la dotación de recursos en este proyecto aboga por el equilibrio. “Se debe hacer una escala de valoración de proyectos. La dotación debería estar vinculada a proyectos que reviertan en la comunidad, que creen empleo y que generen retorno”.

“Necesitamos ayuda para darnos a conocer”

Estefanía Berlanga es la alcaldesa de Fuenterrobles y como máxima representante de este municipio reconoce que RURABLE es una iniciativa muy buena, no tanto para las necesidades de la corporación, si no de las empresas y los particulares. “Necesitamos ayuda para darnos a conocer. Necesitamos que se conozca la zona y que se conozca el producto fuera de nuestra zona también”.

Berlanga no duda en expresar la falta de inversión empresarial y en infraestructuras. “Las empresas son muy importantes, tanto las industriales como las agrícolas, pero también otros sectores relacionados. Por ejemplo, podemos potenciar el enoturismo, pero no solo con las bodegas, también con hoteles, casas rurales, las viñas y los parajes naturales. Tenemos que aprovechar los recursos naturales y mejorar la comunicación que es obsoleta en esta zona”.

“Es necesario un cambio de mentalidad”

Jesús Cruz ha sido responsable de Relaciones Institucionales y Comunicación  de la Central Nuclear de Cofrentes y por su experiencia sabe que es necesaria una transformación para promocionar esta zona. “El territorio está falto de muchas cosas, no sólo de trabajo. Es necesario un cambio de mentalidad porque la gente se ha acomodado. No se trata de darle trabajo a los chavales y ya está, se trata de que conozcan sus aptitudes y puedan promocionarse”. 

Cruz reconoce que la iniciativa de Rurable es imprescindible, tanto para la zona del Valle de Ayora-Cofrentes como para el resto. “En esta zona destaca la central nuclear, el balneario y poco más. Necesitamos que los sectores estén alineados. RURABLE  me parece una iniciativa encomiable porque lleva detrás una promoción clara del entorno laboral, industrial y, por supuesto, de la zona”. 

“Para lograr un asentamiento hay que pensar en las personas que van a estar en las comarcas”

Carmen Cárcel, secretaria general del Consejo Regulador de la DO Utiel-Requena,  cree que la iniciativa de RURABLE como grupo de acción local es una oportunidad para el territorio. “En nuestro caso, este tipo de acciones puede ser una mejora fundamental para que haya un verdadero desarrollo en el sector del vino”.

Además, Cárcel destaca que puede ser muy positivo para el territorio y que este beneficio alcanzará el sector del vino y otros que pueden ser clave para el desarrollo. “Para lograr un asentamiento hay que pensar en las personas que van a estar en las comarcas y hacer una evaluación de la población”.

Recent Posts
Contáctanos

Rellena el formulario y contactaremos contigo lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt